¿Cómo crear una estrategia Social Media para generar ventas?

¿Cómo crear una estrategia Social Media para generar ventas?

Artículo escrito por Carlos García

Elaborar una estrategia de contenidos para redes sociales te permitirá encaminarte hacia tus objetivos y analizar los resultados.

Dentro de esta planificación deberás establecer el tipo de contenido, el formato, qué días se publicará cada post, tuit (en función de los objetivos, días de mayor actividad-alcance, etc).

Por eso en este artículo explicare de forma detallada cómo crear una estrategia social media de contenidos en las diferentes redes sociales. Parte de esta planificación consistirá en adaptar el formato de los contenidos a cada canal social, no funciona de la misma forma Facebook, que Twitter o Instagram.

Con lo cual, se definirán los contenidos de cada red y los días de las publicaciones en tu calendario.

Así mismo, antes de comenzar, marcamos nuestros objetivos para medir los resultados que vamos a obtener semanalmente/mensualmente. Esto nos servirá para comprobar si el trabajo está siendo efectivo o no (y aplicar cambios si no lo es).  

En un pequeño resumen: planificar, adaptar y analizar resultados.

Primeros pasos de la estrategia de contenidos

digital composite of hands using smartphones with graphics

Delimita de forma concisa tus objetivos

Actualmente casi todas las empresas tienen presencia en los canales sociales, pues sus beneficios son más que evidentes. En cierta manera, hasta es una “obligación” porque lo demandan nuestros clientes.

Sin embargo, el mero hecho de crear una página de Facebook o una cuenta de Twitter no potenciará nuestras ventas. Es ahí donde jugamos un papel importante en la estrategia.

Nuestra presencia en redes sociales debe tener unos objetivos muy claros. ¿Quiero conseguir tráfico para mejorar el SEO de mi web y potenciar las ventas? ¿Pretendo simplemente dar a conocer mi marca? ¿Ofrecer un canal de atención al cliente? ¿Incrementar leads-contactos? Es probable que en muchos casos sean varios y complementarios.


Debes conocer a tu público

Es muy relevante establecer unas metas a alcanzar. También es primordial conocer el público al que nos vamos a dirigir. Multitud de acciones de marketing fracasan por una mala segmentación.

Es de vital importancia conocer la edad, los intereses, la zona geográfica en la que está situado, sus hábitos de consumo, las redes sociales en las que tiene presencia… cada detalle que podamos conocer nos aportará un valor para elaborar una mejor estrategia de contenidos.

Te ponemos algunos ejemplos que te pueden ayudar: Supongamos que nuestro negocio es una vinoteca.

  • Edad: 25 – 65 años. Desde los jóvenes que comienzan a introducirse en la cultura de vino a otro target de mayor edad y conocimiento vitivinícola. Por lo tanto, deberíamos aportarles un valor añadido diferente a cada uno de estos públicos pero manteniendo una identidad común.
  • Sexo: hombres y mujeres de segmento de edad indicado anteriormente. Sin embargo, es probable que las tendencias de consumo de vino en hombres y mujeres no sean las mismas. Con lo cual, también debemos establecer diferencias para dirigirnos a estos dos segmentos del target.
  • Intereses: personas amantes del vino, de la cultura vitivinícola, de la gastronomía gourmet en general (y el segmento de los más jóvenes tendrá unos intereses asociados diferentes a los del segmento de público de mayor edad).
  • Zona geográfica: si tenemos tienda online, nuestra área de influencia será todo aquel territorio en el que realicemos envíos. Si solo fuese un comercio local sin e-commerce, el área de nuestra población más próxima y alrededores.
  • Redes sociales: tras analizar todos los datos expuestos, sabemos las redes sociales en las que debemos estar para llegar a todo nuestro target (Facebook e Instagram principalmente. Teniendo en cuenta además que nuestros contenidos serán muy visuales-sensoriales).

A partir de aquí cada acción y contenido debe estar enfocado a nuestro público. Conocerlo nos ayudará a ofrecerles lo que les interesa.

El tono comunicativo

¿Tú hablas igual que tus abuelos? Si utilizan las redes sociales, ¿las emplean del mismo modo?

Es una cuestión importante en los canales sociales en los que estemos presentes.

Por ello, previamente, es necesario decidir cómo nos vamos a comunicar con nuestro público. Si de un modo informal (tuteando, emoticonos graciosos…) o más formal.

Dicho lo cual, hay que ser conscientes de que la gente usa las redes sociales en su tiempo de ocio. Por lo tanto, hay que ofrecerles contenidos “faciles de entender”, amenos y que no los perciban como algo aburrido. Pongamos dos ejemplos:

  • Público de 40 a 60 años con interés en prótesis dentales.

En este caso el uso de emoticonos y el tono comunicativo deberá ser bastante formal y centrarse en la información de interés que estas personas esperan recibir sobre la odontología.

  • Target de 18 a 40 años con interés en viajes/ocio.

Con estas personas no podemos comunicarnos de un modo muy formal. Esperan contenidos dinámicos, sorprendentes y un lenguaje como el que ellos suelen emplear en su día a día.

Tu marca debe hablar de la misma forma que lo hace el público al que quieres llegar.

Para concluir con este punto, mencionar que el tono comunicativo es algo que se define en el libro de estilo.

La estrategia de contenidos para redes sociales: ¿en qué redes sociales estar?

Ya hemos hablado de la importancia de conocer a nuestro público. Pues bien, además de las razones expuestas, no todas las redes sociales tienen el mismo tipo de usuarios.

Facebook

A día de hoy es el rey de las redes sociales. Su más de 2.000 millones de usuarios la avalan.

¿Conclusión? En Facebook, tu empresa sí debe estar.

NOTA: tienes que crear una página de fans con un perfil personal como administrador.

Messenger (Facebook)

Potente chat con grandes posibilidades como canal de atención al cliente.

Instagram

Una de las redes sociales de moda (y más visuales). Un canal con un público más joven que Facebook, donde el 65% de los usuarios son menores de 39 años (y la mayoría de mujeres)

La red social favorita de los millennials.

Si vendes un producto, u ofreces un servicio muy visual y dirigido a público joven, Instagram es tu canal.

Twitter

La red social del pajarito azul, incomprendida por tantos y defendida por otros tantos. El nivel de uso de la gran mayoría de sus usuarios (especialmente en comparación con otras) es bajo.

Si bien esto es cierto, también lo es que resulta útil como canal de atención al cliente y/o red B2B. Es decir, para atender consultas de clientes y para relacionarse con otras empresas, proveedores y profesionales de tu sector en general.

LinkedIn

Un canal meramente profesional, para empresas y profesionales. Aquí solo se debe compartir información profesional y de una manera más seria-formal que en el resto de los canales.

Cuenta con 500 millones de usuarios en todo el planeta. Al igual que en Facebook, debemos tener una página de empresa vinculada a un perfil personal.

YouTube

A pesar de no ser una red social al uso, es el mayor buscador de vídeos del mundo. Si tienes la posibilidad de crear contenidos relacionados con tus productos o servicios, y que aporten valor al público, es una potente herramienta. Además, estos vídeos podrás insertarlos en tu página web (un elemento que ayudará a tu SEO) y compartirlos en otros canales sociales.

Vimeo

Otra plataforma de vídeos online. ¿Mejor o peor que Youtube? Permite una mayor personalización a nivel branding que Youtube.

Sin embargo, sus comunidades no tienen comparación (Youtube en torno a 1.500 millones y Vimeo poco más de 200).

Aun así, Instituciones Públicas, profesionales de las artes o el audiovisual… es probable que encuentren en Vimeo su canal idóneo para publicar contenido de calidad a nivel porfolio y de cara a posibles presentaciones.

WhatsApp

¿Conoces a alguien que no tenga WhatsApp?

Casi todo el mundo se comunica a través de esta aplicación. Y con la aparición de WhatsApp Business se han multiplicado las utilidades de esta app para las empresas (respuestas automatizadas, estadísticas, indicar el horario de nuestro negocio, correo electrónico, la dirección física, la página web…).

Si tus clientes o potenciales clientes solicitan información con frecuencia (y te puedes permitir mantener una buena gestión de las consultas), sin duda, es un canal muy recomendable. Puede servir para gestiones en reservas, servicios, etc.

Tras conocer las principales redes sociales, ¿sabrías cuáles deben tener presencia dentro de tu estrategia de contenidos social media?

La clave: poseer información detallada del target, analizar en qué redes sociales están y decidir cuáles te acercarán a tus objetivos. Ten en consideración también tus recursos. Es decir, si no puedes contratar a un Community Manager, sé consciente del tiempo que podrás dedicar a la gestión social media.

A veces, más es menos. De nada te servirá registrarte en Facebook, Instagram, Twitter, Youtube y Linkedin si luego no dispones del tiempo suficiente para gestionarlas de forma correcta (contenidos, respuestas, interacción, etc).

En conclusión, la primera regla básica que debes seguir para incrementar tus ventas utilizando Redes Sociales, es necesario que conozcas quién es tu consumidor y cómo comunicarte correctamente con él.

admin
pillowbook@gmail.com